jueves, 8 de noviembre de 2012

Detalles hand made

He recuperado las nociones de ganchillo y de punto aprendidas de mi madre, mi tía y mi abuela. Nunca me ha gustado coser, soy capaz de llevar los bajos de los pantalones sujetos con un clip, así que os imaginaréis. Pero el ganchillo y el punto siempre me han gustado. Adoro las lanas gordas, no, gordísimas y recientemente he descubierto unas agujas de madera muy muy muy gruesas y estupendas que me permiten hacer un punto muy flojito, como a mí me gusta. Se acerca el frío así que lo que he tejido han sido cuellos para proteger las gargantas de mis seres más queridos. Os dejo una muestra del último que he regalado. Envoltorio, etiqueta y regalo todo hand made, porque en las cosas hechas a mano se ve el cariño puesto. ¡Feliz día!

No hay comentarios:

Publicar un comentario